La institución nació de la idea que tuvo su socio fundador el Dr. Alberto Pérez Pavas de brindar a la comunidad de Medellín un sitio apropiado, con especialistas en Pediatría, que estuviera capacitado para atender las situaciones de urgencia en esta área, con una disponibilidad de veinticuatro (24) horas. El siempre pensó en un nivel de mediana complejidad, con capacidad para atender un gran porcentaje de población infantil. El Doctor Pérez en compañía de su esposa la Bacterióloga Luz Stella O’Brien Zuluaga se dieron a la tarea de llevar a cabo la idea.

Iniciaron sus labores en el sector El Estadio en el mes de abril de 1988. La inauguración oficial de la institución se llevó a cabo el 1 de junio del mismo año. La clínica abrió sus puertas prestando servicio de urgencias, laboratorio clínico, sala de hidratación oral, terapia respiratoria, consultorio médico, salas de observación y tres cuartos de hospitalización; atendían el servicio cuatro médicos pediatras, tres enfermeras profesionales, una bacterióloga y un funcionario de servicios generales; el área administrativa la llevaban a cabo el Dr. Pérez y su esposa. Se brindaba atención pediátrica, contando siempre con la ayuda de instituciones con mayor nivel de complejidad donde se pudiera remitir los casos que lo ameritaran. Poco a poco se vio el éxito de la idea y se comenzó a planear la adquisición de una sede propia y la ampliación de los servicios que fueron evidenciado eran necesarios para brindar una atención de mejor calidad, hasta llegar a lo que es hoy después de 31 años de permanencia en el mercado.

Actualmente, nos enorgullecemos de decir que continuamos brindando atención pediátrica las 24 horas del día, 7 días a la semana, con personal humano, calificado y dispuesto. Contamos con 6 habitaciones de hospitalización y 9 camillas de observación, 3 de las cuales se encuentran en un espacio llamado “el aeropuerto”, lugar adaptado completamente tal cual su nombre lo dice, como un aeropuerto; esto con el fin de transportar al niño a un lugar donde la experiencia positiva sea mas grande que su temor de estar en una clínica, y la espera sea agradable y placentera. Este es solo el inicio de un proyecto de la clínica, donde se planea que los pequeños y sus padres al entrar a la institución sean encaminados en un viaje donde al final del día, su salud se encuentre mejor, y su experiencia en lugar de ser traumática, sea positiva. Contamos también con un laboratorio clínico, farmacia, rayos x y terapia respiratoria; todo esto con el fin de brindar un atención integral y oportuna.

La institución nació de la idea que tuvo su socio fundador el Dr. Alberto Pérez Pavas de brindar a la comunidad de Medellín un sitio apropiado, con especialistas en Pediatría, que estuviera capacitado para atender las situaciones de urgencia en esta área, con una disponibilidad de veinticuatro (24) horas. El siempre pensó en un nivel de mediana complejidad, con capacidad para atender un gran porcentaje de población infantil. El Doctor Pérez en compañía de su esposa la Bacterióloga Luz Stella O’Brien Zuluaga se dieron a la tarea de llevar a cabo la idea.

Iniciaron sus labores en el sector El Estadio en el mes de abril de 1988. La inauguración oficial de la institución se llevó a cabo el 1 de junio del mismo año. La clínica abrió sus puertas prestando servicio de urgencias, laboratorio clínico, sala de hidratación oral, terapia respiratoria, consultorio médico, salas de observación y tres cuartos de hospitalización; atendían el servicio cuatro médicos pediatras, tres enfermeras profesionales, una bacterióloga y un funcionario de servicios generales; el área administrativa la llevaban a cabo el Dr. Pérez y su esposa. Se brindaba atención pediátrica, contando siempre con la ayuda de instituciones con mayor nivel de complejidad donde se pudiera remitir los casos que lo ameritaran. Poco a poco se vio el éxito de la idea y se comenzó a planear la adquisición de una sede propia y la ampliación de los servicios que fueron evidenciado eran necesarios para brindar una atención de mejor calidad, hasta llegar a lo que es hoy después de 31 años de permanencia en el mercado.

Actualmente, nos enorgullecemos de decir que continuamos brindando atención pediátrica las 24 horas del día, 7 días a la semana, con personal humano, calificado y dispuesto. Contamos con 6 habitaciones de hospitalización y 9 camillas de observación, 3 de las cuales se encuentran en un espacio llamado “el aeropuerto”, lugar adaptado completamente tal cual su nombre lo dice, como un aeropuerto; esto con el fin de transportar al niño a un lugar donde la experiencia positiva sea mas grande que su temor de estar en una clínica, y la espera sea agradable y placentera. Este es solo el inicio de un proyecto de la clínica, donde se planea que los pequeños y sus padres al entrar a la institución sean encaminados en un viaje donde al final del día, su salud se encuentre mejor, y su experiencia en lugar de ser traumática, sea positiva. Contamos también con un laboratorio clínico, farmacia, rayos x y terapia respiratoria; todo esto con el fin de brindar un atención integral y oportuna.

MISIÓN

En Urpedian Clínica Pediátrica damos esperanza, cuidado y salud a todos los niños que tocan nuestras puertas, mediante una atención cuidadosa, de calidad y oportuna que brinda a sus padres la confianza y tranquilidad que requieren para tratar a sus niños. Lo logramos a través de una infraestructura en constante avance para satisfacer las necesidades de los pequeñines, un servicio con altos estándares de calidad y con un talento humano cálido y comprometido que nos permite ser reconocidos en la comunidad como una institución linda y humana.

VISIÓN

Para el año 2022 seremos reconocidos como una organización única en su clase, enfocada en brindar al paciente una experiencia positiva durante su estadía en la organización la cual a su vez sea lúdica y de aprendizaje, apoyados de el mejoramiento continuo de nuestra infraestructura y la diversificación de productos que puedan fomentar nuestra solidez financiera.

1988

2000

2018